Un recordatorio para aquellos Clubes que ya no estan...

13 de enero de 2007

Leyendo un artículo de una vieja revista, donde evocaba aquellos clubes que ya no existen, recordé mis tiempos de adolescencia cuando recababa datos de los clubes de nuestro medio. Era un hobby muy especial, quería saber la historia de cada institución deportiva, saber quienes eran sus jugadores más destacados, llevar una estadística de los campeonatos, sí, por ese entonces Julio Cesar Gard era mi referente, aunque usted no lo crea.
Como si fuera poco, en casa, se leía El Diario de la noche que traían unos fascículos llamados “Estrellas Deportivas”, y por medio de ellos, entré en contacto con la gloriosa historia de nuestro fútbol . Cada número estaba dedicado aquellos grandes jugadores como Obdulio Varela, el “Mariscal” Nasazzi, Atilio García, Roque Máspoli entre otros.
Estas revistas me abrieron una puerta al pasado, me contaban una parte de nuestra historia que en el liceo no trataban, despertándose entonces, mi interés por la historia de los barrios y de su gente. Sí, lo admito soy curioso como un gato, pero he tratado de darle buen cauce a ese aspecto de mi vida, antes de desperdiciarlo en inmiscuirme en la vida del prójimo.
Cuando hablamos de los clubes uruguayos, uno enseguida recuerda al Nacional del ochenta y ocho, al Peñarol que le ganó al América de Cali en el último minuto, el Defensor del setenta y seis, o de aquel Danubio del Pompa Borges, el Polillita Da Silva y Ruben Pereira, que hizo estragos en la Copa Libertadores.
Y esta bien, son ellos los que hicieron historia ganándose la preferencia de la gente y un lugar en la historia deportiva del país, pero esta vez, quiero recordar aquellos clubes que ya no existen, dejándonos algunos varios renglones escritos en los anales de nuestro fútbol, otros, apenas les alcanzó para poner su nombre.
Ese cuadro es una murga, pensaríamos si lo viéramos salir por el túnel del estadio, con blusa violeta, pantalón naranja, medias verdes y gorro negro. Era el INFANTE, un club de la zona de Bella Vista de a principios de siglo.
Como mi abuelo, nunca vi jugar al FANTASMA, ya que él, lo usaba como excusa ante mi abuela para irse al hipódromo a reventarse unos pesos con los amigos. Así, sin quererlo este club quedo misteriosamente vinculado a la historia familiar.
Y hablando de intrigas, existió un club que milito en la legendaria extra llamado MISTERIO, su cancha estaba frente al Cementerio Buceo, donde hoy se erige un complejo habitacional, me he preguntado más de una vez, si tiene alguna relación con el café Misterio.
Otro equipo conocido en su tiempo, fue el REFORMERS, cuya sede era el bar La Ruleta, frente a la UTU de Gonzalo Ramírez, de sus filas salieron muy buenos jugadores, hoy solo lo recordamos por el grito de aliento de su parciales: “A la carga Reformers”. Algo parecido a “vamos todos arriba”.
Existieron varios equipos que llevaron el nombre de nuestro prócer Don Jose Gervasio ARTIGAS. Solo voy a centrarme en dos. Uno, era de los años veinte, milito en la extra y era del Prado donde hoy esta exactamente el Liceo Militar, tenia fama de cuadro aguerrido, no se sabía como podían terminar los partidos tanto dentro como fuera de la cancha. El otro, quizás más conocido por su cercanía en el tiempo, el ARTIGAS de La Teja, su sede está en la calle Ameghino casi Carlos María Ramirez, frente a un conocido supermercado. La primera camiseta era la bandera artiguista, llego a militar en la primera B, y tuvo varias posibilidades de ascenso a primera. Los problemas económicos lo alejaron de la vida deportiva.
Allá por la década del treinta, jugaba en la extra un cuadro muy representativo de la idiosincrasia uruguaya porque siempre dejamos todo para “ULTIMA HORA”, si, así se llamaba este cuadro del barrio Peñarol.
No cabe la menor duda que sería un gran simpatizante de este cuadrito que era de mi barrio natal: SOL DE JACINTO VERA, siendo su nombre el único dato que pude recabar.
En los tiempos heroicos de nuestro fútbol, cada bar tenia su club o cada club tenia su bar que usaba de sede, ambos vivían en una unión simbiótica.
En el centenario bar “Los Yuyos”, del cual siento un cálido afecto, paraban los muchachos del JOANICO F.C, su nombre provenía de la cuchilla Joanico, en la cual se edifico el Colegio Clara Jackson, ubicado en Burgues y Luis A. De Herrera.
Durante la segunda década del siglo XX, en la extra jugaron nada menos que el NEWCASTLE y el MANCHESTER, para los amantes del fútbol ingles.
Cuando llegaba temprano al Estadio, veía el partido preliminar que, a veces eran encuentros de la vieja Intermedia. Todavía me parece oír la voz de pito de un hincha del CABRERA alentando a su equipo: “¡Vamos Cabrera, Cabrera!”. Lo que se de este equipo, es que sus colores eran azules y rojos, su sede social esta ubicada en la calle Cabrera al 3935 y mi amigo Mariolo, le tenía mucha simpatía.
Con nombre muy parecido a un equipo argentino, estaba el ROSARINO CENTRAL de la Aguada, su sede estaba situada en Agraciada, gran animador de los campeonatos de la intermedia y extra. Era también muy conocido por sus bailes, su sede hoy es una casa de pensionados.
Siguiendo por Agraciada, en el cruce con Santa Fe, pleno Arroyo Seco, estaba el Café Lito donde en 1917 se fundó el LITO, en homenaje al dueño del café, Lito Semino.
Cuando ocurrió el cisma en 1922, el Lito se partió también en dos, alternando un equipo en la Asociación y otro en la Federación.
Diferenciándose uno del otro en el escudo de la camiseta; los Asociacionistas tenìan el escudo redondo, denominandose "los redondos" y los Federacionistas con escudo cuadrado, llamandose "los cuadrados". Grandes jugadores pasaron por sus filas como Hector Castro, Pedro Cea, Pelegrin Anselmo, todos campeones mundiales de 1930 y campeones olimpicos de 1924 y 1928.
Otro cuadrito que dejo su marca, tanto en el fútbol, como en el boxeo fué el CANILLITAS, fundado por los vendedores de diarios, siendo el único caso que un gremio tenía un club afiliado a la A.U.F.
Recuerdo además a la UNIVERSIDAD MAYOR un equipo representativo de la Universidad de la Republica que llegó a jugar en la B con buen suceso. Sino me equivoco, lo dirigía Hugo Bagnulo, un grande sin dudas.
Me dio mucha pena cuando se desafilió el SPORTIVO ITALIANO, era uno de mis equipos preferidos, me tiraba los genes tanos sin dudas, es más, alguna vez lo fui a ver, es una lástima que la colectividad italiana no lo haya apoyado como debía.
Siempre me quedo la duda si el MANZANARES que jugó en la extra, estaba relacionado con la desaparecida cadena de almacenes, de ser así, seria el primer equipo empresarial inscripto en la AUF.
Un cuadro que siempre me llamó la atención por la infraestructura que tenia y que no llegó a más, es el COLON F.C., fundado en 1907, en el barrio Reducto, llego una vez a jugar en primera división, su jugador mas conocido si no le erro, fue el “Pepe” Urruznendi.
Ademas de estos clubes, también pasaron algunos con mas reconocimiento que otros como: EL PUENTE, COOPER, ESCUELITA DE MANGA, SALUS, VILLA TERESA, DUBLÍN, FRENCH, DEUSTCHER, BRISTOL, ROLAND MOOR, LAVALLEJA, MARCONI, MAROÑAS, SAN CARLOS, MALDONADO, ORIENTAL, BAHIA, IPIRANGA, BATALLA,. SATURNO, EASTERN, FRATERNIDAD, FERROCARRIL, EXPRESO E, UNIVERSAL, INTRÉPIDO, INDEPENDENCIA, BELGRANO, CHARLEY, FLORENCIA, EL PORVENIR, EL CHIVERO, ORIENTAL POCITOS, PASTORIZA, TELLIER, PABLO PEREZ, y muchos mas que hoy son solo nombres para la mayoría de nosotros, perdiéndose en la brumas del tiempo sus anécdotas, historias y sueños.
Que el letrista no se olvide de los cracks que no llegaron y de los clubes que desaparecieron. Esa ha sido la intención de esta nota.

2 comentarios:

Mariolo dijo...

Segunda vez, a ver si sale el comentario ahora.

Estos recuerdo tuyos, Fer, son muy lindos. Te cuento que la colección de Estrellas Deportivas de El Diario, la tenía casi casi completa, me faltaban poruitos numeros, pero avatares de la vida hicieron que desapareciera. Gracias a mi tía Pocha y mi tío Titín, tenía esa colección.
En cuanto a los clubes, debo hacer un "pare" para homenajear al club que tantas broncas nos hizo agarrar en el barrio, EL PUENTE. Nací y me crié en ese barrio (en realidad cerca, porque es una zona que cada 5 cuadras cambias de barrio). Las broncas eran porque era raro que ganara, jajaja. Su sede estaba en la calle Campoamor, continuación de Canovas del Castillo (preguntale a la Flia de Marie), detrás de la vieja textil Sadil.
Que recuerdos .......Gracias Ferchu

Samy dijo...

Che! que buen recuento que los clubes.. la verdad me asombraron algunos nombres jejej graciosos pero lo mejor es que los tenes para recordarlos y no dejarlos perder... esta muy bueno el articulo me encanta como escribes...