EL LABERINTO DEL FAUNO

21 de febrero de 2007

Aprovechando las vacaciones, fui con Mariela a ver “El Laberinto del Fauno”, nos gustó mucho este filme de Guillermo del Toro, sobretodo a mí que soy aficionado a este tipo de películas.
La trama se desarrolla en los inicios de la España franquista, en una finca rural que sirve de base de operaciones al Capitán Vidal, cuya misión es acabar con los últimos elementos del ejercito republicano, refugiados en los montes de la región.
Allí irán a vivir la protagonista, Ofelia, una niña de 13 años, cándida, ávida lectora cuentos de hadas y su mamá, Carmen, una mujer que, escapando de la inseguridad y la soledad, se casa nuevamente, esta vez, con el capitán Vidal del cual espera un hijo de él.
Cabe señalar que, a la protagonista no le cae para nada bien su nuevo padrastro, a pesar que su mamá le insiste que lo llame “papá”, ella le dirá capitan a secas y se hará amiga de la ama de llaves, con quien comparte el mismo desprecio hace el militar.
Sí es verdad que, el papel de “malo de la película” es divertido como afirman la mayoría de los actores que les tocó interpretar ese rol, seguro que Sergi López la pasó bomba encarnando a este cruel militar, más malo que Gavazzo y el “peluca” Medina juntos.
También esta la “ama de llaves” del capitán una mujer valiente, republicana que a riesgo de su vida, ayuda a sus pares en todo lo que puede, robando provisiones, medicinas e información. Ella será quien comprenda más a la protagonista, porque ambas comparten el sueño de un mundo mejor aunque lo hagan por distintas vías, una por la vía armada y la otra, por un camino más interior pongámoslo así.
Otro personaje que me llamó la atención, fue el doctor del pueblo, un hombre obligado por las circunstancias, contrariando a sus ideales, tiene que servir al ejercito, pero a pesar de sus miedos, secretamente ayuda a la resistencia y al final eso le costará la vida, pero muere libre.
Conjuntamente al mundo real, corre el mundo mágico. Una noche, guiada por un hada, Ofelia descubre una ruinas antiguas, un laberinto, donde encontrará un fauno, interpretado por Doug Jones, que le revelará que ella es la princesa buscada y esperada de un mundo mágico, pero para regresar a él primero deberá cumplir tres pruebas antes de la luna llena.
Y allí empieza el viaje de regreso de Ofelia a su reino de fantasía, al mismo tiempo, los enfrentamientos entre la resistencia y el ejercito comienzan a recrudecerse previéndose desenlace final.
Antes del asalto final al campamento del ejercito franquista, Carmen la mamá de la protagonista muere al dar a luz, pero eso no le importa al capitán, obsesionado por tener un hijo varón, para seguir con una tradición familiar.
Durante la caída del campamento militar, Ofelia lograr huir con su hermanito en brazos, hacia el laberinto donde la espera el fauno y terminar así con la ultima prueba. El fauno, saca el puñal que consiguió la joven en el palacio del monstruo con los ojos en la mano y acto seguido, le pide a su hermanito para sacrificarlo. Ya que, la sangre inocente derramada es la llave para abrir el portal hacia el reino mágico.
Ofelia horrorizada, se niega rotundamente, el fauno desaparece y en ese momento el capitán la encuentra, le quita al niño y le dispara sin piedad alguna.
Alli recordé dos actitudes iguales y un mismo matador. El médico que por piedad, le inyecta una sobredosis a un torturado para acelerar su muerte y se rebela ante el capitán constándole que: “no se puede obedecer por obedecer”, sin tener en cuenta a su propia conciencia y convicciones personales.
El mismo argumento usará Ofelia para negarse a sacrificar a su hermano para poder regresar a su mundo.
Ambos mueren a manos del mismo asesino, pero en el caso de la protagonista, ella logra retornar a su mundo de magia y fantasía ya que, la prueba era justamente esa, sacrificarse por otro a tal punto de dar su vida.
El capitán al salir del laberinto, se encuentra rodeado de los republicanos y comprendió que estaba perdido, entonces entrega su hijo a su ex – empleada e intenta repetir los últimos momentos de su padre, también militar, como si fuera un gesto de grandeza, pero la revolucionaria le interrumpe para decirle que el niño jamás sabrá quien es el padre y una bala sella aquella sentencia, cortándose así una línea de maldad, como me señalaría Mariela.
Guillermo de Toro, logro fundir muy bien una historia de hadas con la guerra civil Española en esta aventura llena de emoción. Si estas pensando ir al cine en estos días, te recomiendo este filme.

2 comentarios:

Mariolo dijo...

Me he visto la mayoría de las nominadas al Oscar (mismo podes pasar por Batimariolo, jeje), pero esta me quedó para atrás.
He sentido de todo, desde que está fenomenal, hasta cosas como esta, que o tanto. Justo dos amigos, vos Fer y Kike, nos les gustó mucho.
Será verla tonces.
Gracias Fer.

Samy dijo...

Bueno la quiero ver pero no queria saber el final jejeje!!!