No te Arruges!

8 de mayo de 2007

Días pasados escuchaba las declaraciones de los jugadores de Nacional después del partido contra el Internacional de Porto Alegre cuando de pronto, la siguiente afirmación, me cacheteó sin previo aviso:
-“...Cumplimos con el objetivo que era que no nos metieran tres goles...”-
Esa manifestación no escondía simplemente una estrategia de juego en base a una especulación, sino que revelaban además una actitud interior que muchas veces encontramos tanto en quienes nos rodean como en nosotros mismos.
El objetivo no era ganar, sino evitar ser goleados, con esa actitud no me extraña que el club de mis amores no esté peleando el campeonato...el Nacional de 1988 no pensaba así, no en vano era el “Rey de Copas”.
¿Pero que pasa cuando ya no se trata de un partido de fútbol, sino de la vida misma? Es decir cuando entran a jugar nuestros sueños, nuestras aspiraciones nuestros proyectos, en fin, nuestra felicidad.
Y bueh, no ganamos pero tampoco nos golearon...prefiero este empleo no gano mucho pero es seguro, mas vale malo conocido... no soy feliz pero tengo marido, me conformo con poco... y cuantas otras frases vamos asimilando que van obstruyendo nuestras vías de realización personal.
Vendemos nuestra riqueza interior al bajo precio de una precaria seguridad que, solo nos trae dolores de cabeza, angustias y miedos. Es como mantener una casa mal construida, apuntalando aquí, allá, para no derrumbarse, gastando tiempo y energías en algo que tarde o temprano caerá inevitablemente.
Créelo, no somos diferentes de Teresa de Calcuta, de Mahatma Gandhi, ni de otra gran personalidad que admires...¿Qué tal si Don José Gervasio, se hubiese conformado con seguir siendo un oficial al servicio de la autoridad española? ¿Y si el seleccionado de fútbol Uruguayo de 1950 se daba por cumplido con ser finalista en Maracaná? La historia sería otra, te lo puedo asegurar.
Nuestras actitudes y posturas afectan a nuestro alrededor, sino fíjate, cuando alguien adelgaza, no solo pierde kilos sino que hasta su actitud hacia el mundo cambia, desencadenando una serie de transformaciones a su alrededor. Es como cuando tiramos una piedra en un lago, las ondas se propagan por todo el estanque; lo mismo sucede cuando nos relacionamos desde una manera nueva, sorprendiendo a los otros a tal punto de sacarlos de esa somnolencia provocada por los hechos rutinarios de la vida cotidiana.
Por eso te digo, no te menosprecies, no te conformes, la mediocridad no va contigo, si renuncias a tu sueños, a tus proyectos, no solo te estas perjudicando a ti mismo, sino que le estas privando a los demás disfrutar de toda la riqueza que tienes para compartir.
Para redondear lo que les quiero transmitir los dejo con esta parábola del Águila Real:

Un hombre se encontró un huevo de águila. Se lo llevó y lo colocó en el nido de una gallina de corral. El aguilucho fue incubado y creció con la nidada de pollos.
Durante toda su vida, el águila hizo lo mismo que hacían los pollos, pensando que era un pollo. Escarbaba la tierra en busca de gusanos e insectos, piando y cacareando. Incluso sacudía las alas y volaba unos metros por el aire, al igual que los pollos. Después de todo, ¿no es así como vuelan los pollos?
Pasaron los años y el águila se hizo vieja. Un día divisó muy por encima de ella, en el límpido cielo, una magnífica ave que flotaba elegante y majestuosamente por entre las corrientes de aire, moviendo apenas sus poderosas alas doradas.
La vieja águila miraba asombrada hacia arriba. “¿Qué es eso?”, preguntó a una gallina que estaba junto a ella.
“Es el águila, el rey de las aves”, respondió la gallina. “Pero no pienses en ello. Tú y yo somos diferentes de él.”
De manera que el águila no volvió a pensar en ello., Y murió creyendo que era una gallina de corral.
No seas gallina... ¡Vuela alto!

EL FERCHU

6 comentarios:

Ivanna dijo...

Hola Ferchu!

La verdad que esto, es algo que nos pasa a todos, si yo soy buena pobre, mas vale tarde que nunca. Pero luego de leer tu blog me pregunto. Porque no temprano?? Porque no querer ser algo mas que un buen pobre en fin la verdad me dejaste pensando y con una emoción enorme, ademas de un impulso para no quedarse donde se esta, para poner todo de uno para avanzar hacia esos sueños que uno deja relegados por esa falsa seguridad.
Aplausos solamente aplausos para Ferchu!!

Mariolo dijo...

FER, cada día que pasa tu Blog es más un libro abierto; un libro que inspira, que transmite más allá de la pantalla del Pc.
Me gustó mucho que, a partir de una frase muy conformista de estos jugadores comtemporáneos, nis mostraras que es la misma actitud conformista en todos los ambitos.
La historia del águila fue más que buena para cerra.
Gracias

Marie dijo...

Amor, me fascinó. Se ve tan sencillo dicho por tus palabras y uno a veces la complica demasiado, jejeje Muuaaaaaaaaaaaa Espero ser siempre águila, águila, águila!!!

Lily dijo...

F. me encanto aunque comparto la idea de que leido asi parece tan facil pero la realidad es un poco mas dura. Aunque por supuesto no imposible, en ocasiones me parece que nos han ense;ado a ser conformistas y no luchadores de la vida. Fijate que en el sentido "consumista de la vida" nos ense;aron a ser luchadores: hoy quiero ese nuevo celu Ok - hago extras, manana me gustaria una moto Ok me meto un un plan de cuotas. Pero aqui se aplica tu idea de luchar por nuestro futuro, nuestros ideales y deseos para la vida.

La Vero dijo...

Muy bueno!!!
Hay que hacerla facil, no?

Samy dijo...

Fer, la verdad buenisimo lo que escribes y muy cierto y ademas comparto con cada uno los comentarios porque es asi, a veces uno se complica demasiado cuando las cosas son mas sencillas.