EL GENESIS DEL SOTANO DEL FERCHU

6 de abril de 2009


Siempre desde niño, me gustaban las casas con sotanos y/o altillos, donde siempre fantaseaba con convertilo en mi espacio muy personal, pero tuve que conformarme con mi cuarto recien a los 14 años, cuando nos mudamos a la casa de la calle Ramón Márquez. Allí durante los inviernos fríos, con los amigos, nos reuniamos para timbear, jugando a la conga, a la generala y con un flipper que me regalaron mis viejos para un cumpleaños y cuando no, estabamos todos con grabador en mano, atentos a grabar los hits del momento que pasaban por la radio. Digamos que ese fue el precusor del Sotano del Ferchu. Si, porque realmente existió fisicamente, fue cuando nos mudamos, donde hoy viven mis padres y mi hermano, en la calle Jujuy y Gral Farias. Aún recuerdo las palabras de mi hermano: "Te va a gustar, tiene un sotano habitable". Y asi en el 2002, nació el Sotano del Ferchu. Fue por mucho tiempo un refugio donde sanar ciertas heridas del pasado, pasando horas en el, me deleitaba estando alli, aunque solo fuera jugando con la computadora o simplemente escuchando musica y leyendo un buen libro.
Con el tiempo las heridas cerraron, amigos nuevos llegaron a mi vida y con ellos tambien aparecio Mariela, dando un nuevo giro a mi vida. Lentamente fui abadonando aquella "ermita" personal que habia construido, colgando fotos de autos clasicos, banderines, e incluso una foto cual si fuera una estampita de mi guru, "El Negro Olmedo".

Un día...mi hermano decidio subir la maquina y el equipo de audio tambien, cerrandose una estapa, desde entonces solo Molly es la unica que baja a dormir en medio de las revistas y artefactos viejos...
Horas antes de mi casamiento, baje, mire aquellos libros que tanta compañia m hicieron, junto con las herramientas de mi padre, toque algunos juguetes viejos que estaban por alli, testigos de una etapa especial de mi vida y en una última despedida, les agradecí su compania.

5 comentarios:

abrecabezas dijo...

Que bueno lo que nos cuentas,que lindos reuerdos.
Sabes siempre quise tener mi sotano secreto,pero me conformaba con estar en el galpon de las herramientas de mi papi era un lugar magico ,como otro mundo.

Mariolo dijo...

Tengo el honor (porque de verdad es un honor) de conocer tus dos casas. En la de Ramón Marquez recuerdo algún invierno frente a una estufa a leña genial; hasta hoy sigo recordándola como la mejor arreglada y sueño con tener algo similar.
En la casa actual de tus viejos, no vi el sótano, pero si se tus chucherías en tu cuarto.
Chucherías que me recordaban a mi y me hacía sonreir; no pensaba que hubiera otro loco, con alma de niño por ahi.

Revistas, diarios, autitos viejos.
Siempre soñé con un espacio solitario para i, un sótano o un altillo, tal como vos.
Que bueno que lo tuviste.

Que melancólico lo último que contás ...

No hay caso, cada vez que converso contigo o te leo (como ahora), me enorgullezco de estar entre tus amigos.

Salú FER

pelado1961 dijo...

Vos sabés, Ferchu, cómo se vive ahora (o por lo menos, cómo vive la mayoría de la gente):

Parecería que nadie tiene pasado, porque las viviendas no permiten (por razones de espacio) contar con ese sótano o altillo o galpón donde se guardaban los "tesoros" de varias generaciones.

Por eso tu anécdota me pareció muy cálida y muy interesante, porque refleja que tenés una historia de vida (y que la tenés presente).

Te mando un abrazo.

Laurayo dijo...

Casi me haces llorar con tan poco... uno piensa en todo aquello que vivió y nos dejó una huella. Que momento el que bajaste horas a horas del casamiento!!! nooo

Diego González dijo...

Que lidna historia, Ferchu! No sabái que hubiera tanta tras el "Sótano del Ferchu", yo pensé que solo era casual... Pero me gusta saber que compartimos la misma idea, a mí me encantan también :P