Luces y Sombras...

1 de noviembre de 2009

Al terminar mi trabajo para facultdad sobre la violencia en ambitos religiosos, me surgio esta idea, les expongo distintos casos, en donde hombres que ante un mismo llamado, una misma iglesia y una similar situacion, toman actitudes no solo diferentes, sino antagonicas... En unos, gana la vida y en otros la muerte...

5 comentarios:

Mariolo dijo...

No sólo todo lo que expones es MUY CIERTO y en pocas imágenes mostrás parte de esa división entre buenos y malo, sino que este post .. es para Encuadrar y tener BIEN PRESENTE.

Hay gente que se para en la vereda de "La Iglesia es mala" y hay mucha otra que se para en la vereda de "No toquen a la Iglesia que es Santa".

Ni chicha ni limonada, dicen en muchos países latinos, y es así.

La Iglesia no es mala y es Santa.
Los malos son algunos que la gobiernan (lamentablemente estos estan en puestos más arribas siempre) y hay muchísimos buenos, muchísimos que hacen honor a Dios ... y estos están mayoritariamente en gerarquías bajas, en la calle, en el campo.

Me fui largo, Muy buen post Fer.

¿Cuándo haré ese que tanto he postergado? ... jaja

Marie dijo...

La verdad es tremendo verlo así tan gráfico!!!
Uno a veces dice: cómo dos hermanos salen tan diferentes teniendo la misma educación, si apsa eso cómo no va a pasar con gente que tiene acceso a cierto poder!!!

pelado1961 dijo...

Ferchu:

No te imaginás con cuanta atención leí este post: me pareció muy acertado.
La Iglesia como institución juega con cartas marcadas: cuando hace algo positivo, dice que "lo hizo la Iglesia"; cuando hace un desastre, resulta que "fue obra de individuos", jejejejeje.

Apunto como muy bueno el comentario de Mariolo: en las jerarquías bajas es donde se puede notar un poco de verdadero cristianismo, pero a medida que se sube en la pirámide.....¡zás!
(Te topás con Benedicto)

Y la explicación debe estar donde dice Marie: el poder termina por sacar afuera lo peor del ser humano, ¿no?

Qué buen tema, da para mucho!!!

Un abrazo.

Beatriz dijo...

Cómo pudieron elegir a un nazi para dirigir la Iglesia? seguro que había algun cardenal con mejores intenciones en esa misma sala.
He descubierto hoy tu blog y realmente te felicito por tu trabajo.
Ya que estoy fuera del Uruguay desde feb/2008, me acerco a información con una visión con la que estoy de acuerdo: la tuya.
Saludos.

Gabo dijo...

Una imagen vale más que mil palabras. Muy bueno.... asi pasa en la Iglesia, en el Estado, y hasta en uno mismo!