UNA DOROTEA COMO TANTAS...

8 de diciembre de 2009


ESTE CUENTO ESTA BASADO EN LA ESPOSA DE PAULINO, EL PERSONAJE DE A LA DERIVA DE HORACIO QUIROGA...SEGUN MI PERCEPCION.

La tarde del sábado era ideal para estar en la rambla, no rogándoles a las musas por una pizca de inspiración que me ayudase armar ese cuento. Mis ideas eran tan insípidas como el mate lavado que me acompañaba.
-"Dorotea, que voy hacer contigo, me estas sacando canas verdes"- Suspire, mientras el sofá contenía mis frustraciones.
-"¿Alguien me llamo?"- Preguntó una voz femenina, con acento de tierra adentro.
-"¡¿Quien esta ahí, sos vos Mariela?!"- Replique sorprendido.
-"No, Mariela no soy gaucho. Me llamo Dorotea pa lo que guste servir"-
-"¡Escucho voces... me saltó la térmica!" murmuré llevándome las manos a la cabeza.
-"Deje de parlotear como cotorra loca, Usted me llamó, no me diga que ya se arrepintió, justo ahora que me anime hablar..."-
Como salida de un cuadro de Blanes, allí estaba en el umbral de la puerta, me pidió permiso para sentarse y asentí con la cabeza. Le serví un amargo que apenas sorbió, hizo una mueca de asco, estaba frío, como yo, que no salía de mi estupor.
Avergonzado me disculpe, quise corregir tal descortesía, pero ella me hizo un gesto que no importaba, tenia algo muy importante que revelarme y no había tiempo que perder.
-"Adelante, la escucho"- le dije mientras abría mi libreta de apuntes.
-"Mire, todo fue por culpa mía, me lo merezco por bruta que me haya dejado mi marido."-
-"¿Por que dice eso Dorotea? No la entiendo. Al leer los párrafos me di cuenta que ese hombre la maltrataba...".
-"Un momentito, mi hombre jamás me hizo faltar un plato de comida, además de protegerme y darme un techo. De eso nadie habla, por eso estoy acá, para reivindicar su buen nombre. Era medio arisco sí, pero no era malo, las veces que me dio algún correctivo era porque lo cansaba con mis torpezas. Como aquella vez que solté la damajuana de caña, porque una tarántula cayó en mi brazo y largué todo del susto. Me dio una paliza que casi me mata, che.
-"Usted no hizo nada malo Dorotea, reacciono como lo hace cualquier persona ante el peligro. Fue un accidente nada más. El bruto fue su esposo al reaccionar así."-
No, no, eso me pasa por distraída. Como si fuera la primera vez que me sacudo alimañas como esas, mire, están por todos lados las muy sinvergüenzas.

Otra vez, mientras lavaba una camisa suya, se me rompió de tanto fregarla, es que estaba muy gastada vio, por mas que la remendé lo mejor que pude, el se dio cuenta y me casco con justa razón. Lo había
engañado."-
-“¿Por qué se empeña en justificar a ese tipo tan jodido?"-
-"El es un buen hombre, créame. Lo sé mejor que esos doctorcitos que lo fijaron en ese episodio. Ni la víbora que lo pico se ensañó tanto con el, como estos señores de palabras floridas. Solo por el placer de meterse en la vida ajena, mire, tomaron una cosa de nada y armaron terrible alboroto. Esa gente esta picada por el bicho de la envidia, no pueden soportar que mi hombre tenga los pantalones bien puestos, como Dios manda. Que quieren, lo había mordido una víbora, no es moco e pavo, mi íjo. Vivir en la selva es muy duro, sabe, no hay lugar para el cariño ahí. Hay que sobrevivir y punto."-
-"Dorotea, entiendo que la vida ese medio sea difícil, pero eso no le daba derecho para que la tratara como un trapo de piso. Menos mal que se alejo para siempre de su vida, debe ser un alivio para Usted sacarse esa carga de encima.
-"¿Como que no va a regresar?¿Qué dice?"-
- "Su marido murió por la picadura de esa serpiente, esta es la oportunidad para desarrollar su vida propia, sin tener que depender de nadie"-
-"Que va a morir por eso, por favor, un baqueano como el, no diga bobadas. Son bolazos, puros bolazos. Usted es un mentiroso como los demás, el volverá, me lo dijo el compadre Alves; el se fue a trabajar muy lejos y un día de estos, vendrá para llevarme con él.
Por eso, siempre lo espero con la comida caliente y el vaso de caña pronto. Ahora tengo que irme, no sea cosa que vuelva y no me encuentre por perder tiempo con Usted. Yo no aprendo mas...”-

5 comentarios:

Marie dijo...

La verdad pinta de cuerpo entero el problema d ela violencia de género.
Me gustó el cuento que lograste a partir del personaje de Dorotea, aunque creo que sos demasiado bueno (por decirlo de alguna manera jejeje) Quiroga hubiera sido más crudo con la historia de la pobre mujer...

Mariolo dijo...

Como te lo había dicho al leerlo, me gustó mucho. Eso que siente ella, de que la culpa es de ella y lo qe vos le decís, es tal cual lo que sucede en ciertos sectores de la sociedad, aún hoy.

pelado1961 dijo...

Me gustó mucho!!
Está bien resuelto el problema del temor y la ingenuidad de Dorotea, que la pintan de cuerpo entero.
Muy bueno.

Henry Wilt dijo...

La violencia de género empieza muchas veces por la aceptación de "usos y costumbres" que no tienen ni pies ni cabeza.
Me parece que pintás muy bien esa situación!!!
Además, me gusta el pequeño toque mágico que le das al relato, como si fuera producto de una aparición.

Excelente tu creatividad.

The Dude dijo...

Muy bueno, mucha imaginación, siempre me encantó ese cuento como todos los de quiroga.
si tengo que elegir, me quedo con la gallina degollada, un disparate! salu