Feria del Libro....hubo mejores

16 de octubre de 2008

A pesar que nos advirtieron que la Feria del Libro no estaba como en otras oportunidades, decidimos con Marie e Italo arriesgarnos y ver con que nos encontrábamos allí. Y la verdad que coincido con Mariolo, el evento daba la sensación que se había hecho para “cumplir”.
Como el día estaba fresco, nos salvamos de padecer el calor dentro de las carpas, pero no así zafamos del aire viciado, no había buena circulación de aire, eso es algo que los organizadores deben tener en cuenta para mejorar en próximas ediciones entre otras cosas, como la mala iluminación también.
En esta nueva edición de la feria, noté que faltaron editoriales, pero como contrapartida había mucho más mesas de ofertas que en otras oportunidades no había. Revolviendo se puede encontrar buenos títulos, a tal punto que Marie se compro un libro titulado “El Salvaje Artificial” donde en líneas generales Roger Bartra, su autor, expone que la razón concebida al estilo occidental, necesita como contrapartida de lo salvaje para distinguirse.
En cambio a mí, el libro de Luis Prats, “Montevideo, la Ciudad del Fútbol” terminó de convencerme e hice lo que tendría que haber hecho hace tiempo: me lo llevé. Este libro trata sobre la historia del fútbol uruguayo en sus épocas buenas, tocando historias de clubes, canchas de fútbol y barrios.
Mientras caminaba por los puestos de las editoriales, me encontré con Allan Poe que, desde la portada de un libro de su autoría parecía esperar mi saludo. Junto con Horacio Quiroga son dos autores que admiro su estilo y les confieso que me gustaría escribir como ellos.
Sin darme cuenta, estaba frente a los clásicos e infaltables en toda feria del libro que se precie de tal: Los libros de autoayuda. Libros que en una etapa de mi vida me interesaron, pero hoy por hoy la única forma en que podrían servirme es como leña para un asado. Osho, Chopra y otros, viven a costilla de personas que necesitan que les digan como vivir y creanme en la vida no hay recetas, solo se hace camino al andar.
En un costado estaba el puesto más solitario y aburrido de la feria, el del Centro de Literatura Cristiano, no había mucho que ver en verdad.
En cambio la librería de las “cari$imas” hermanas Paulinas tenían más visitas, es que las tarjetitas atraen. ¿Quién no compró alguna vez alguna tarjetita en las Paulinas?
Hice mi parada obligatoria donde estaban los libros de psicología, pero no estaba tan completo como en otros años. Muy psicoanalista estaba la mano. Las obras del viejo Freud costaban $ 13.000 pesos los 24 tomos, o sea un promedio de 542 pesos cada uno, creo que en la Feria de Tristan Narvaja regateando un poco y aunque sea usado, lo podes sacar más barato.
Allí mientras miraba los títulos de los libros, me percaté de los cambios sutiles que en uno acontecen sin darse casi cuenta de ello. Mis gustos literarios no eran los mismos que antes, ya no me paraba a hojear libros de algún tinte pseudo-religioso, sino que mi atención se centraba en aquellas publicaciones de carácter testimonial, de Montevideo antiguo, ensayos y estudios (pero no crean que soy intelectual, je).
Al llevar al último puesto, fui interceptado por un libro del Claeh donde pretende catalogar todas las manifestaciones religiosas de Montevideo. El titulo me interesó pues tocó otro gran tema que me apasiona como son las religiones, cultos y sectas.
El libro esta casi completo, parece muy bueno al hojearlo, evidentemente hay un estudio serio en ello, no cabe la menor duda, salvo que obviaron una expresión religiosa de estos días. No estaba tratado allí los cultos ovni que desde años vienen desarrollando actividades en nuestro país. Solo por eso, esperare comprarlo en alguna oferta.
En fin, si andas buscando un buen libro para leer, pásate por la feria y ponete a revolver en las ofertas, algo seguro que vas a encontrar, sino no te calientes, el domingo en la feria de Tristán Narvaja por la calle Paysandú, a la vuelta de la Facultad de Psicología encontrás el libro que quieras, hasta quizás más barato.


8 comentarios:

pelado1961 dijo...

Aguante Tristán Narvaja!!!!

(Miro a mi alrededor en estos momentos y debo decirte que "las joyitas" de mi biblioteca tienen esa procedencia)

Un abrazo!!!!

Fonzi dijo...

Vos sabés Ferchu que yo tuve la misma ipresion ?
Media pobretona la cosa.
Igual sali con un par de ejemplares bajo el brazo.
SALU

Mariolo dijo...

Tal como lo decis, como lo dije cuando postee; se encuentran joyitas, cosas buenas, como no; pero la feria en si, el evento .... chuminga.

Marie dijo...

Bueno he de decir que yo pequé ayer también jajajaja, encontré 3 libritos más que me gustaron y muyyy baratos: El secreto egipcio de Napoleón (recrea la noche en que Napoleón -asediado por los ingleses- pasó dentro de la Gran Pirámide), El códice Azteca que recién me percato que los tienen como denominador común las pirámides jejejejeje y uno de Recetas que empezaré a probar jijiji...

Diego González dijo...

Yo no fui, y pese a que todos los comentarios son negativos, me quedé con las ganas :S

francisca dijo...

La verdad te felicito.Ni loca voy a la feria del libro.Soy hincha a muerte de Tristan Narvaja.No solo por los precios,sino por los libreros.Es casi un oficio en extincion.Y te consiguen casi siempre lo que andas buscando.Y ni hablar de esos "capos"que se han leido "todo"y te recomiendan tal autor o aquella obra que nunca oiste mencionar...
Muy lindo tu blog.Muy buena onda!
Saludos!

Laurayo dijo...

yo pase por alli, me quede con ganas de ir sola!!! es que fui con la peque... entre el calor de la carpa, los stands que no tenian lugar, Mica que todos los libros agarraba y le gustaban, el gentío, etc... no fue una muy buena experiencia!! jaja...

La Maga dijo...

Yo fui a la feria del libro, aquí en Maldonado, y también me decepsionó un poco. Sólo una vez desde que voy a la feria ha estado realmente interesante.

Pero siempre hay algo para rescatar en tema libros, eso es lo bueno (entre muchas cosas) de ellos.